lunes, 3 de octubre de 2011

¿Que tal si huimos del pasado?

Sentados frente a frente, ella con la cabeza baja y el mirando sus manos entrelazadas:
paz después de la tormenta, nada era justo en sus vidas, juntos solo saldrían heridos.


- Sabes que si quieres huir, puedes llamarme. - Dijo levantando la cabeza de ella para
 ver sus ojos - Soy todo un experto en eso.
- Solo complicaría las cosas, siempre sucede y ya no quiero drama en mi vida.
- ¿Ya lo has hecho?
- Si, si lo hice. - Sus ojos vagaron en el aire recordando; rió - Cuando tenia 7 años
yo y mi hermana discutimos por algo ridículo supongo y mis padres se pusieron a favor de ella, como siempre. Yo me enfadé y decidí escaparme así que me prepare un sándwich y salí. Fui a cine sola a ver una película animada, todo lo que quería era vivir otra historia como la que veía, me comí mi sándwich y volví a casa.


Ambos sonreían a la inocencia vivida de ella, pero sus sonrisas eran distintas.


- ¿Que hicieron tus padres?
- Nunca se dieron cuenta, no tienen tiempo para mi desde que nací.


Una de las sonrisas estaba marcada de amargura



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada